Para ganar votos... ¿mentiras?

gastos absurdos