robo en pemex

Hace 81 años se expropió el petróleo a empresas extranjeras, 70% inglesas y 30% norteamericanas. Pasó a ser propiedad del gobierno mexicano, no del pueblo. En aquel entonces la industria petrolera norteamericana atravesaba un mal momento debido a la “Gran Recesión”, por la que cayó la demanda de petróleo, sobraba, lo que obligó al gobierno de ese país a subsidiar a la industria petrolera para evitar su quiebra. La expropiación de las petroleras en territorio mexicano, principalmente inglesas, benefició a las estadounidenses. A las inglesas les pagaron la mitad por cada peso de activos y a las norteamericanas el doble, y en menos tiempo; con la expropiación del petróleo en México y la baja de producción al sacar a los ingleses, ganaron las petroleras de Estados Unidos.

AMLO

Hay quienes queremos que le vaya bien al presidente López Obrador, así nos irá bien a quienes vivimos en México. No le apostamos a su fracaso ni a regresar a deudas impagables, inflaciones y devaluaciones, como en los años 70 y 80. Un factor para evitarlo es decirle a tiempo al presidente los errores en sus dichos y proyectos, que generan incertidumbre y abonan a una baja del consumo e inversión, en parte heredada, que de persistir reducirán el crecimiento, los ingresos del gobierno y crearán la necesidad de reducir el gasto, el que si no se reduce engendrará más déficit y deuda, que llevará a más bajas de calificaciones, aumento del riesgo país y de tasas de interés.

desempleo

Hay que crear las condiciones para que haya más empleos y mejor pagados, pero legisladores que teóricamente buscan ese objetivo aprueban leyes que, aunque parecen elevar el nivel de vida de los trabajadores, desincentivan la creación de empleos, generan informalidad y migración hacia EUA, donde es más fácil abrir una empresa y crear empleos legalmente.

guardia nacional

Una de las constantes en los países “emergentes” o subdesarrollados, es el abuso del concepto de “cambio”, que en las encuestas les presentan a los candidatos a puestos públicos como algo que quiere la mayoría de los votantes. Es lógico que ante gobiernos corruptos e ineficientes los ciudadanos quieran algo diferente, lo cual lleva a los políticos a prometer “cambios”, sean necesarios o no. Muchos de esos “cambios” son de fachada, de nombre y llevan al abandono de proyectos anteriores, positivos, por nuevos, costosos, innecesarios y sin ningún beneficio adicional. Un ejemplo es el cambio de nombre de Distrito Federal a Ciudad de México. Esa modificación innecesaria solo generó costos extras a empresas, dependencias, desperdicio de papel y confusión.

pensiones pemex

Si López Obrador decidiera regalar Pemex o venderla en un dólar, ningún inversionista la tomaría, pues sus pasivos son mayores a sus activos. No tiene recursos para invertir ni solventar las jubilaciones abusivas a sindicalizados y funcionarios, las que costarán en 2019 el doble del presupuesto asignado a la Secretaría de Marina. El anuncio de rescatar la soberanía petrolera inyectándole miles de millones a Pemex es más retorico que real. El dinero es para que aparezca ante los tenedores de deuda y las calificadoras, con recursos para enfrentar el pago de su deuda y no la conviertan en bonos “chatarra”, que arrastraría a una baja de calificación al gobierno federal, aval de Pemex, lo que se traduciría en mayores tasas, menos inversión, empleos y crecimiento.

constitucion

Artículo 1º de la Constitución: “Todos los mexicanos gozarán de los derechos reconocidos en esta Constitución”. Artículo 2º.- “Todo lo que diga o haga el Presidente de la República es constitucional y normará la conducta de todas las instituciones y ciudadanos mexicanos”. ¿Podemos llamar Constitución a este ejemplo absurdo de dos artículos que constitucionalizan una dictadura?

La Constitución es un instrumento para evitar el absolutismo, como el vigente durante la dinastía de los luises en Francia y en todos los países gobernados por déspotas o dictadores. Los objetivos fundamentales de una Constitución son limitar a los gobernantes y obligarlos a reconocer y proteger las llamadas garantías individuales, que son fundamentalmente los derechos humanos básicos: vida, propiedad y libertad.

 Donald Trump, considerado el Presidente más poderoso del mundo, tiene menos poder sobre los ciudadanos, empresarios, legisladores y jueces de EUA, que López Obrador en México.

Trump prometió en su campaña que construiría un muro en la frontera con México, y una vez Presidente pidió al Congreso fondos para construirlo. Pero legisladores, también preocupados por la inmigración ilegal hacia su país, analizaron la conveniencia del muro y concluyeron que eran mayores los costos que los beneficios, y le negaron los fondos para construirlo. Varios de sus decretos para expulsar ilegales han sido desechados por jueces por violar la Constitución.

negociar

El presidente López Obrador le entró a lidiar al toro de la corrupción, y aunque algunos de sus pases no han sido los más adecuados, reconocemos que se ha esforzado para cumplir con su promesa de acabar con ese cáncer social. Sin embargo, nos preocupa que para sumar votos durante su campaña, sus operadores políticos hicieron pactos con mafias a cambio de aplicar políticas que les faciliten nuevamente el seguir controlando miles de millones de pesos del presupuesto.

pemex

Pemex se ha caracterizado por ser una empresa ineficiente y plagada de corrupción, pero el sexenio pasado sus indicadores financieros arrojó desequilibrios y retrocesos difíciles de creer. Ya no se puede hablar de corrupción, sino de un burdo saqueo, fruto de decisiones deliberadas para robar descaradamente.

especulación

La polarización ante la actuación de un gobierno se da cuándo unos condenan todo lo que haga sin analizar sus objetivos positivos y otros la aprueban sin pensar en sus consecuencias negativas. Lo correcto es apoyar acciones del gobierno cuando demuestran con razones que sus decisiones resultarán en un beneficio social o criticarlas si las consecuencias son perjudiciales.

Pemex

Pemex, monopolio estatal quebrado contablemente, con activos funcionales menores a sus pasivos, que ya no puede cubrir con recursos propios. Pemex, una empresa podrida por la corrupción: por donde le aprietes le sale pus.

El mismo Lázaro Cárdenas en sus Memorias, publicadas en 1970, se muestra decepcionado de la administración gubernamental de Pemex: “¡Veinte mil millones de pesos mexicanos se han dilapidado de la industria petrolera!¡Cuánto más podría haberse hecho con semejante suma en beneficio del país…! Estigma para los mexicanos que han defraudado a la nación, como lo hicieron las compañías extranjeras robando nuestro petróleo.”

medicina económica

Los términos derecha, izquierda, socialismo, capitalismo, neo-liberalismo, neo-socialismo o socialismo del siglo XXI, nos llevan a descalificar o apoyar políticas económicas según encuadre en uno de esos calificativos. Si nos consideramos de derecha descalificamos cualquier política económica que suponemos de izquierda, sin mayor razonamiento, y si nos calificamos de izquierda, rechazamos cualquier política económica que consideremos de derecha, sin tomar en cuenta si ayuda o perjudica en realidad al pueblo o sociedad en general.

cristianismo

Las religiones se mueven en una dimensión diferente a la política y la economía, sin embargo, parten de principios parecidos. Hay grupos políticos que utilizan las religiones para llegar al poder o justificar políticas económicas.

En una plática que sostuve hace años con Enrique Iglesias, quien fue Presidente del Banco Central de Uruguay, Presidente del BID y muy amigo del expresidente socialista de Chile Salvador Allende, que terminó su gestión con hiperinflación, macro devaluaciones y una escasez generalizada de alimentos, me hizo una confidencia que le comentó Salvador Allende.

amlo

Al tomar decisiones apresuradas, sin tener en cuenta todos sus efectos, parece que el presidente López Obrador emula a Francisco Villa, a quien atribuyen la frase “fusílenlo, después averiguamos”.

En su búsqueda de cambios para mejorar, que celebramos, ha tomado decisiones precipitadas que pueden tener efectos contrarios y terminar, como dice un dicho popular, de los que le gusta usar, que “salga más caro el caldo que las albóndigas”, como puede suceder con la cancelación del aeropuerto de Texcoco, la construcción del Tren Maya y la refinería, entre otros proyectos.

neoliberalismo

En su discurso, de una hora 20 minutos, durante su toma de protesta como Presidente Constitucional de México, Andrés Manuel López Obrador reiteró algunas de las tesis de la izquierda sobre la historia y las causas de la pobreza en México, y a la vez aportó elementos que si los cumple, no habrá riesgo de que nos convirtamos en una dicto-democracia al estilo de Cuba, Venezuela, Nicaragua o Bolivia, donde presidentes de izquierda que ganaron democráticamente se han eternizado en el poder. Al final de su discurso enfatizó que no buscará reelegirse y respetará la división de poderes.

Legado económico

Preocupa que lo poco positivo que le heredará el presidente Peña Nieto al nuevo presidente López Obrador sea menospreciado y lo negativo no sea frenado y revertido.

La construcción del nuevo aeropuerto, que requería una revisión de los contratos, fue frenada sin tener una alternativa viable y sólida.

Hay factores objetivos que deben tomarse en cuenta para frenar o no la construcción del aeropuerto de Texcoco e iniciar Santa Lucía. La mayoría de los mexicanos están a favor o en contra del cambio sin datos claros de las dificultades técnicas, ecológicas y financieras de esa disyuntiva.

En cuanto a lo técnico, no hay un estudio que sustente la posibilidad de una operación eficaz, compartida y costeable de los tres aeropuertos: Santa Lucía, Toluca y CDMX. Un memorándum de MITRE, compañía especialista en espacios aéreos, señala que se puede reducir la capacidad de despegues si funcionan los aeropuertos de la CDMX y Santa Lucía simultáneamente.

bancos

La exposición de motivos de la iniciativa para adicionar leyes que regulan los bancos no tiene ningún fundamento válido para apoyar las prohibiciones que piden. El primer argumento es que ganan mucho dinero los bancos en México. Son los terceros con mayores ganancias en Latinoamérica. La conclusión de esa premisa es que si tuvieran menos ganancias no sería necesario prohibirles cobrar comisiones o topar sus precios.

libertad de expresión

Una de las primeras medidas que tomaron los socialistas al llegar al poder en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fue terminar con la libertad de expresión, mediante la expropiación de “todos los recursos técnicos y materiales necesarios para la publicación de periódicos, libros y otras publicaciones de imprenta…”. Capítulo V, inciso 14 de la Constitución de la URSS, que entró en vigor en 1918, hace 100 años. En Venezuela el gobierno socialista clausuró y expropió periódicos, radiodifusoras y televisoras. Los socialistas defienden la libertad de expresión cuando son oposición y la suprimen o limitan cuando se convierten en gobierno.

error de cotubre

Paradójicamente, el triunfo de la posición que quería el presidente electo que ganara en la consulta, al que más perjudica es a él mismo. Durante su campaña se reunió con industriales, inversionistas, comerciantes, y con casi todos los dirigentes de sectores productivos. Les dijo que gobernaría con respeto a la propiedad, que no habría expropiaciones. Esa posición calmó a los mercados y la atención se centró en las condiciones en que recibirá la economía.

crisis

La situación de México no es tan grave como la que recibió Salinas después de tres sexenios de irresponsables aumentos del déficit, gasto, deuda y emisión de dinero, que llevaron al país a inflaciones de tres dígitos y devaluaciones récord en la historia de México. Sin embargo, un mal manejo de los “regalitos” con bombas de tiempo que le entregará el presidente Peña Nieto a López Obrador, pueden deteriorar rápidamente la economía y ponernos en el camino de problemas parecidos a los que tuvimos en los años 70 y 80.

salarios minimos

Considerar los bajos salarios mínimos como una causa de la pérdida de poder adquisitivo y a su aumento como el camino de elevar los ingresos de los trabajadores, implica ignorancia de los mecanismos económicos básicos o querer engañar a quienes ven que cada día sus salarios les rinden menos. Portavoces de organismos públicos y privados, políticos y legisladores, pujan por presentar las mejores propuestas para elevar los salarios mínimos, por lo menos “arriba de la línea de la pobreza”. Dan la impresión que quien ofrezca aumentar más los salarios mínimos es quien tiene más conciencia social y el que más ayudará a los trabajadores: ¡falso!, demagogia, ignorancia, populismo o un afán de desviar a la opinión pública de la verdadera causa de la pérdida de poder adquisitivo de quienes viven de un salario.

oro

Del discurso de Charles de Gaulle en febrero de 1965 parte un enfrentamiento financiero de Francia y EUA, que pudo haber dado origen al movimiento estudiantil y obrero que se inició en Francia en mayo de 1968 y sirvió de modelo al movimiento estudiantil que unos meses después se replicó en México.

2 de octubre 68

Decía Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler: “Una mentira, repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, en una “verdad histórica” para juzgar hechos sin necesidad de comprobarlos, que a fuerza de remacharla la adoptan ignorantes de los hechos o dogmáticos, quienes insultan y descalifican a los que no comparten su “verdad histórica”.

bono educativo

Escuelas privadas para ricos y clase media, públicas para pobres. Trabajadores y funcionarios medios a hospitales públicos y altos ejecutivos de empresas privadas y del gobierno a hospitales privados. Aunque inexactas, esas divisiones las perciben la mayoría de los mexicanos; pero hay caminos para que los pobres decidan a qué escuela inscribir a sus hijos, pública o privada, y trabajadores dónde llevar a un familiar enfermo: a un hospital del gobierno o a uno particular.

Tlatelolco 68

En el 68 era líder estudiantil, Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Escuela Libre de Derecho, viví el movimiento “estudiantil” de ese año. Las protestas no nacieron espontáneamente, activistas radicales las iniciaron el 26 de junio del 68, en conmemoración del aniversario del asalto al cuartel Moncada en Cuba por los castristas. El principal objetivo era boicotear las olimpiadas y dar poder a grupos de radicales de izquierda, principalmente a troskistas.

gobierno e inflación

El gobierno aumentó en enero los peajes de las carreteras en 6.7% y en septiembre hasta un 18%. El aumento en lo que va del año ha sido del 20 al 26%. La razón que aluden al subir los precios de transitar en carreteras es “para que se actualicen las tarifas de peajes de la red carretera (a la inflación)”.

Ni aplausos ni chiflidos al Sexto y último Informe del presidente Enrique Peña Nieto, el cual pasó desapercibido para la mayoría de los mexicanos, quienes de antemano ya lo juzgaron al infringirle una vergonzosa derrota a su partido en las elecciones pasadas y tener una percepción negativa de su desempeño, a pesar de ser el presidente en la historia reciente de México que más dinero gastó en su imagen.

Escuché parte de una ponencia pronunciada por la directora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Gabriela Ramos. Sus recomendaciones parecían copiadas del economista marxista francés Thomas Piketty, guía intelectual de la llamada “Nueva izquierda”.

En el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas se aplicaron en México políticas socialistas parecidas a las de la URSS: expropiaciones de empresas, de tierras y su reparto para explotarlas colectivamente. La educación fue oficialmente socialista. Los siguientes presidentes desaceleraron el camino hacia la implantación de un socialismo igual al de la URSS, pero subsistieron, en mayor o menor grado, las estructuras socialistas en el campo y los monopolios estatales petroleros y eléctricos, entre otros.

Impuestos

El siglo pasado en la URSS, con la excusa de lograr la igualdad y terminar con la explotación capitalista, el gobierno socialista, de izquierda, expropió tierras, ahorros y empresas. El resultado: más miseria y hambrunas. En el siglo XXI la llamada “nueva izquierda”, basada en las teorías del economista francés Thomas Piketty, abandona la expropiación como camino para lograr la mítica igualdad económica y propone la “vía fiscal” de altos y progresivos impuestos, para que el gobierno, como distribuidor de la riqueza, se apodere gradualmente de los activos de la población “rica” y teóricamente los distribuya igualitariamente entre los pobres.

paises pobres

Es frecuente que políticos e investigadores hablen de la necesidad de una mayor intervención del Estado y de aumentos en el gasto público para frenar el crecimiento de la pobreza. Esas recomendaciones parten de mentiras que, por ignorancia o conveniencia política, callan quienes han convertido en un negocio o fuente de votos la lucha contra la pobreza.

legalizar

Estoy a favor de prevenir el consumo de mariguana, cocaína y demás drogas prohibidas, que embrutecen y llevan a delinquir a quienes caen en su adicción. Pero su prohibición no ayuda a reducir su consumo ni el número de adictos y genera condiciones para que surja un mercado ilegal, que en gran parte es responsable del incremento de la violencia que padecemos.

neoliberalismo

A raíz de la victoria de Andrés Manuel López Obrador hay sectores de la izquierda que hablan de la terminación del neoliberalismo en México.

Falso, no se puede terminar lo que nunca se ha practicado. Si por neoliberalismo entendemos libertad comercial y libre empresa, existen, pero acotadas. Las políticas públicas más importantes del siglo XX fueron neosocialistas, no neoliberales, o una mezcla de ambas, al igual que la Constitución. Más allá de “ismos”, izquierdas y derechas, debemos analizar que políticas económicas funcionan y cuáles no.

Ya terminó la incertidumbre de quién sería el próximo presidente, ahora se abre la incertidumbre de qué caminos tomará: el de la “venezolización” del país, el regresarlo a un PRI de los años 70, seguir como el PRI del sexenio pasado o reducir la corrupción, aplicar medidas de austeridad, reducir gasto público, déficit, deuda e inflación.

Si Andrés Manuel López Obrador quiere cumplir la principal petición de los ciudadanos que los llevó a votar por él y pasar a la historia como un buen presidente, tiene que identificar claramente qué esperan de su gobierno los 30 millones que le dieron su voto.

Los activistas e ideólogos de izquierda, socialistas, que desean regresar a las políticas estatistas de Lázaro Cárdenas, Echeverría y López Portillo o convertir al país en otra Cuba o Venezuela, representaron, a mi juicio, menos del 5 por ciento de sus votos totales.

El triunfo de López Obrador se debe a un cambio de estrategia personal para que los votantes percibieran una imagen distinta de la proyectada en sus dos campañas previas. También los otros partidos compitieron con nuevas posiciones, que resultaron en una visión diferente de los electores del PRI y el PAN, sus dos principales contrincantes.

En los deportes se vale irle a un equipo de beis o fut, aunque vaya en último lugar, porque te cae bien o es de tu ciudad, pero si queremos que se reduzca la inseguridad, la inflación, la devaluación, la corrupción y se generen más crecimiento y empleos, debemos votar por aquel candidato que, además de contar con la inteligencia y decisión de lograr esas metas, tenga un “chance” de ganar.

A pesar que el discurso de Andrés Manuel López Obrador es parecido al utilizado en sus dos anteriores intentos por alcanzar la Presidencia, ahora su nivel de preferencias está muy arriba del de sus oponentes, a diferencia de las dos elecciones anteriores.

Página 1 de 5