En los deportes se vale irle a un equipo de beis o fut, aunque vaya en último lugar, porque te cae bien o es de tu ciudad, pero si queremos que se reduzca la inseguridad, la inflación, la devaluación, la corrupción y se generen más crecimiento y empleos, debemos votar por aquel candidato que, además de contar con la inteligencia y decisión de lograr esas metas, tenga un “chance” de ganar.

Votar por quien no tenga posibilidad de alcanzar el triunfo es un error que puede reducir tu patrimonio y bienestar, es un voto inútil para ti, pero útil para facilitar el triunfo de otro, que a lo mejor no te gustaría que ganara.

En muchos países aplican la llamada segunda vuelta para reducir el voto inútil o disperso. Esa segunda votación es solo entre los dos delanteros para que los votantes decidan entre quienes tienen las mayores posibilidades reales de ganar. Francia desde el siglo XIX tiene ese mecanismo, y hay 14 países de Latinoamérica que lo usan.

En México no existe, pero si no quieres que tu voto sea inútil para ti y útil para otros, decide entre los candidatos que realmente están en primero y segundo lugar. Y decimos realmente porque el partido que va en un lejano tercer lugar en todas las elecciones, federales y estatales, busca por todos los medios aparecer en segundo lugar para, según ellos, convertirse en los receptores del voto útil de quienes no quieren que llegue el candidato que ocupa el primer lugar.

En estas elecciones hay elementos para pensar que por medio de sofisticados métodos, uno de ellos los robots, “bots” o seguidores “fantasmas”, que alcanzan a crearse desde el extranjero, se pueden distorsionar encuestas y tendencias en las redes sociales, por lo que hay que recelar de las encuestas y tendencias que reflejan aumentos de preferencias de quienes pocos quieren que continúen o lleguen al poder.

Hay que evitar que un voto inútil de nosotros beneficie a otros. No votar es equivalente a un voto inútil, tiene efectos en el triunfo de algún candidato; por ello vota, y razona por quién debes votar, para que no se vea mermada más tu seguridad y tu patrimonio en los próximos seis años.