“Los brujos usan los mitos para ejercer poder sobre los ignorantes”, subrayo en el libro Desigualdad y distribución de la riqueza. En ese libro dejo claro que el sofisma que recomienda aumentar impuestos a los ricos para combatir la pobreza, propagado por la “nueva izquierda”, cuyo gurú es el economista francés Thomas Piketty, genera más pobreza.

Como una medida para no repetir las grandes inflaciones de los años 70 y 80, en 1994 se estableció la autonomía del Banco de México, que impide al gobierno financiar su déficit presupuestal con emisión monetaria y generar altas inflaciones y devaluaciones.

El Papa Francisco se ha referido en varias ocasiones a las penurias que sufren los indocumentados que emigran por la pobreza, guerras o escasez de oportunidades para adquirir un trabajo o abrir un negocio en sus países de origen.

Una empresa quiebra cuando sus pasivos son mayores a sus activos y no cuenta con flujos para pagar a proveedores, pasivos labores, pensiones, vencimientos de deuda ni nuevas exploraciones. Aritmética y contablemente Pemex está quebrada, aunque no lo acepte su dueño, el gobierno, no el pueblo de México, como por años le hicieron creer.

La reciente reforma política, que implica la creación de otra Constitución y cambiar de nombre al DF por el de Ciudad de México, es una muestra más de la facilidad que tienen los partidos políticos para manosear la Constitución por protagonismo o pactos, sin ningún beneficio para la ciudadanía.

En el siglo XXI, con la alternancia en la presidencia, nació la esperanza en gran parte de los mexicanos que habíamos dejado atrás la llamada -por el Premio Nobel en literatura Mario Vargas Llosa- “dictadura perfecta”.

Positiva la captura del Chapo. Felicitaciones a las secretarías de Marina, de la Defensa Nacional y a los policías federales que participaron. Sin embargo, esa captura no es la que más desean los ciudadanos, sino la de altos funcionarios y sus socios que han saqueado estados, dependencias y empresas estatales.

Durante las cuatro décadas que China vivió bajo una economía socialista, marxista-leninista y maoísta, no creció su economía. A finales de los 60 sufrió una hambruna donde murieron alrededor de 36 millones de chinos.

Página 5 de 5