Tlatelolco 68: 52 años de mitos

Problemas sociales y económicos

El mal uso y la manipulación política del derecho, de las leyes y la justicia justifican gastos inútiles y excesivos por parte de los gobernantes para, teóricamente, reducir la pobreza y la desigualdad, pero esto solo genera inflación, pobreza, desempleo, baja productividad, odios y enfrentamientos entre los ciudadanos de diversos estratos sociales.

Los gobernantes casi siempre dicen que necesitan más ingresos para impulsar el crecimiento y el empleo, pero la aritmética y la experiencia nos enseñan que, a mayor gasto público y más impuestos, menos inversión, menos crecimiento, menos empleos y más pobreza.

Al desmitificar la justicia social y el gasto social, los gobiernos usan estos conceptos para legitimar expropiaciones, elevar impuestos y aumentar el gasto, reduciendo los incentivos para la producción.